Maduro genera odio contra venezolanos

veoveo

Por Reinaldo Mendoza

La migración masiva de venezolanos es la imagen del caos reinante en ese país. En los últimos 18 años los ciudadanos de Venezuela  han dejado todo por una vida mejor, pero hoy sufren un rechazo generalizado, estimulado por las acciones del gobierno de Maduro a través de ciertos individuos pagados para causar caos.

La inseguridad, el hambre, la falta de medicinas, la impunidad ante el delito, la corrupción, el autoritarismo gubernamental y las pocas esperanzas, entre otros motivos, impulsan al pueblo de Bolívar a dejarlo todo para poder asegurar un futuro para sus familiares.

veoveo

Foto: Internet

Hoy hay venezolanos viviendo en casi todo el mundo; todos buscando una oportunidad para lograr sus sueños. Se ven en las calles vendiendo arepas, empanadas, jugos, etc. Allí están los abogados, periodistas, ingenieros, médicos, arquitectos y de cualquier otra profesión: en las calles del mundo.

Algunos ya se han ubicado en labores más formales e incluso como profesionales en sus respectivas áreas.  Entre los venezolanos buenos han salido los malos. Es normal en el hundimiento de un barco. Muchos dejan a su gentilicio en alto, al ser honestos, dedicados y altamente capacitados.

Los hijos de Chávez: delincuentes

Por otro lado, los formados para delinquir en la revolución dejan el mal por donde pasan y destruyen lo único realmente bueno de Venezuela: a su gente. A estos se suman un grupo de asalariados que en un momento se encargaron de enlodar de manera casi paralela, la imagen de los venezolanos.

Algunos venezolanos (venezolanas) hicieron videos hablando mal de los vecinos países y su gente,  quienes debieron aceptar visitantes indeseado y sin invitación. Son casi todos estos, los que se incluyen en este grupo, los pagados por el régimen narco chavista para destruir el sentimiento generoso y caritativo de las mayorías en los países afectados por la migración.

Xenofobia propiciada

La xenofobia no se hizo esperar y los resultados del plan lanzado dieron fruto. En países como Panamá, Colombia, Ecuador, México y Perú, el rechazo a los venezolanos es profundo. El trabajo bien pagado a quienes hicieron los videos fue un éxito. A ello se agregan las malas acciones de individuos y grupos de delincuentes que actúan de forma espontánea y/o independiente.

Hoy los venezolanos en el exterior no solo sufren la tristeza de dejar a sus familiares y luchas en su país y la realidad de vivir fuera de sus orígenes, sino que sufren el rechazo generalizado estimulado por las acciones del gobierno de Maduro a través de ciertos individuos pagados para causar caos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *